8 errores a evitar en los procesos de selección

8 errores a evitar en los procesos de selección

Habitualmente cuando buscas en internet “errores de una entrevista”, aparecen multitud de artículos y la mayoría enfocados desde el punto de vista del entrevistado. Me sorprende los pocos artículos en comparación que hablan de los errores del entrevistador. Para mí es curioso cuando considero que la parte del entrevistador es sobre la que recae la responsabilidad de realizar bien su trabajo porque el resultado del mismo influye directamente en la vida de los entrevistados y en la buena marcha de una empresa.

Dicho esto, paso a detallar no todos, pero si algunos de los errores que un entrevistador debe evitar para ser profesional.

1. No dedicar tiempo a conocer la empresa y sus necesidades reales en cuanto a la vacante a cubrir

Es importante efectuar un análisis de necesidades y una definición del puesto y perfil del candidato “ideal” para cubrirlo. Ambas cosas son la base del éxito del proceso de selección. El no tener clara esta información o no chequear el perfil que realmente necesita la empresa nos puede llevar a seleccionar a la persona errónea provocando a largo plazo posiblemente una salida no deseada lo que supondrá un impacto negativo en el negocio y en las expectativas de la persona seleccionada.

2. No seleccionar bien los CV de las personas a entrevista

Para decidir qué personas seleccionar debemos examinar los CV que tenemos. Deberemos tener en cuenta por supuesto la experiencia, roles y formación que requiere el puesto a cubrir, pero también nos fijaremos por ejemplo en la estructura, longitud, existencia de errores gramaticales,…

El no realizar bien esta selección puede implicar que creemos falsas expectativas a personas que realmente no cumplen el perfil o por el contrario que estemos dejando de entrevistar a personas que cumplen este.

3. No preparar ni planificar la entrevista

Una vez tengamos ya las personas que vamos a entrevistar es importante planificar bien la entrevista y no dejar la misma a la deriva.

Basándonos en el perfil que buscamos y en el CV de la persona, planificaremos la información en la que queremos indagar. No consiste en planificar las preguntas exactas a realizar, pero si una hoja de ruta de la información que queremos obtener durante el tiempo que pasaremos con el candidato. Si no hacemos una buena planificación podemos encontrarnos al final de la entrevista con información que nos falta y tomando decisiones en base a datos incompletos.

4. No crear un clima de confianza en el que mantener la entrevista

Es incuestionable que es necesario crear un clima de confianza durante la entrevista. Durante la misma vamos a tratar información y datos con el candidato relativos a su vida profesional y el candidato debe de sentirse cómodo. Contra más cómodo se sienta la persona más exacta será en sus respuestas.

No crear ese clima puede provocar que el candidato no conteste a nuestras cuestiones de una manera fluida y extendida.

5. No cuidar tu actitud y comportamiento

Como decíamos antes, debemos crear un clima de confianza, pero tampoco debemos pasarnos. Ante todo, debemos de mantener una actitud positiva y tratar al candidato con respeto. No olvidemos que en ese momento para el candidato somos la imagen de la empresa para la que está postulando.

Un comportamiento no adecuado provocará el rechazo en el candidato y una idea equivocada de la empresa.

6. No escuchar

Tenemos que tener claro la información que queremos obtener en la entrevista, pero esto no debe impedirnos tener una actitud de escucha.

Si cuando hacemos una pregunta no escuchamos lo que candidato está relatando porque estamos pensando ya en la siguiente pregunta que vamos a realizar, nos perderemos información importante que no tendremos en cuenta a la hora de tomar nuestra decisión.

7. Basar tu decisión en la intuición, ideas preconcebidas

Deberemos basar nuestra decisión siempre basándonos en los datos objetivos obtenidos a través de la entrevista o incluso el CV. Nunca deberemos inferir el comportamiento de nuestros candidatos por ideas preconcebidas que podemos tener, creencias sobre aspecto físico, comparación con otros candidatos, etc..

8. No vender tu proyecto

Contar el proyecto al que se va a incorporar la personas con emoción e ilusión hace que las personas quieran unirse al proyecto con convicción, aportan su talento sin reservas, están más comprometidas y disfrutan más con sus trabajos.

Si no contamos la parte apasionante del proyecto nos encontraremos con que personas que cumplen el perfil pueden rechazar el puesto por no sentirse identificadas con la empresa.

Comparte

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos del Blog

Control horario Linking Talent

Primera Experiencia Linking

El pasado 4 de junio de 2019, Linking Talent organizamos nuestra primera experiencia Linking con la ayuda Angel Moreno, asociado principal de

¿Quieres recibir en tu correo las últimas novedades sobre RRHH?

Conecta con Linking Talent

Ponte en contacto con nosotros y valoraremos tu caso

Únete a la comunidad Linking Talent

Y recibirás contenidos sobre la gestión de personas

¡Conectado!

Analizaremos tu caso y nos pondremos en contacto contigo.

Únete a la comunidad Linking Talent y recibirás contenidos sobre la gestión de personas